compensar buenas notas

¿Es positivo compensar las buenas notas?

Cuando los peques llegan con las calificaciones al finalizar el curso, muchos padres se plantean si compensar las buenas notas y penalizar las malas o, directamente, dejarlo pasar después de un reconocimiento o reprimenda.

Esta cuestión no solo es debatida por el entorno familiar de los niños, si no que es tema recurrente entre los profesionales de la materia y existe cierta controversia al respecto.

Hay una postura bastante defendida por los padres, y esta es considerar los estudios como un »trabajo» en la que los niños tienen una responsabilidad diaria que, al finalizar, se ve compensada de manera económica o con objetos materiales. Una buena paga, un vídeojuego, una consola, una bici…

¿Qué consecuencias puede tener este comportamiento?

Expertos coinciden en que compensar al niño por sacar buenas notas provoca que cada vez quieran un regalo más y más grande. Las notas se convierten en un medio a través del cuál conseguir su objetivo material, dejando atrás el principal: el aprendizaje.

En cambio, regalar algo sin un motivo aparente es un gesto que les aportará mucho más a tus hijos, ya que no se verán “obligados” a cumplir ninguna meta y lo interpretarán como un simple gesto de cariño, valorando mucho más el regalo en sí.

Al margen de comprarles o no un regalo, lo que sí es beneficioso, es elogiarles por sus esfuerzos tanto si consiguen el objetivo, como si no. Así, se sentirán arropados y con ánimo de seguir intentándolo siempre.

compensar buenas notas

Elige siempre regalos que aporten aprendizaje y diversión

Los mejores juegos para los niños son aquellos que desarrollan su movimiento, creatividad y capacidades intuitivas. De esta manera, el juego les permite relacionarse y aprender a hacerlo con mayor soltura en el entorno. Ante esta premisa, uno de los regalos más apropiados, aún más ahora que estamos rozando el verano, son los centros de juego hinchables.

Prácticos: Una opción que permite hacerlo en interior, en exterior, con y sin agua. Todo en un solo hinchable que te resultará muy fácil de quitar y poner cuando las necesidades del espacio lo requieran.

Divertidos y estimulantes: Con este regalo, el ejercicio físico y la estimulación de sus sentidos están garantizados. ¿Y qué niño no se divierte chapoteando o saltando?

Regala ilusión con Distria🎈

Deja un comentario

*