En Proceso

Loading...
logo whatsapp ¿Tienes alguna duda?   |     9:00 a 13:30/15:00 a 18:30   |   Entrega 7 dias hábiles
Distria garantiza que puede repartir con normalidad después de las medidas tomadas por el gobierno para combatir el COVID -19

Siempre en el centro, las mesas son ese accesorio tan del día a día que se han vuelto algo indispensable en cualquier hogar. Y ya no hablamos solo de las que tenemos dentro de casa; las que usamos en el exterior, como el jardín, el balcón o la terraza, son tan funcionales que derivaron en su versión plegable, casi siempre son mesas blancas o en tonos crudos, para contar con un extra de espacio y para llevar de viaje.

Lo mejor de estas mesas plegables es lo prácticas que resultan. ¿Por qué? Porque ocupan poco espacio guardadas y te ofrecen el espacio que necesitas en cuestión de minutos.

Mejores mesas plegables

Esto va a depender en gran medida, de las necesidades que tengas. Algo común en las consideradas como mejores mesas plegables del mercado es la ligereza, la facilidad de transporte, la calidad de los materiales y, sobre todo, su resistencia, pues de esto va a depender que sea realmente práctica y que nos dure un tiempo considerable. Antes de comprar una mesa plegable, párate a pensar en el uso que le vas a dar: ¿es para uso ocasional? ¿necesito tenerla a mano? ¿me la voy a llevar de viaje? ¿cuánta gente va a utilizarla? Es importante que te cuestiones esto para elegir el modelo adecuado a tus necesidades.

Si quieres una mesa auxiliar para casa o para jardín donde colocar pequeños objetos como el portátil, un libro o la bandeja del desayuno, las mesas plegables auxiliares de pequeño tamaño y las mesas son la elección ideal. Suelen ser cuadradas o rectangulares y muchos modelos tienen estructura o patas con altura regulable.

Pero si lo que estás buscando es una mesa auxiliar para organizar comidas, cenas, celebraciones o para llevar de camping o a la montaña, las cosas cambian. Aquí, el tamaño, la calidad y la resistencia importan mucho. Lo más práctico y recomendable son las mesas plegables rectangulares ya que puedes acomodar a más comensales que en las mesas redondas. En cuanto a la calidad, elige una mesa que sea robusta sin llegar a ser demasiado pesada, cosa que facilita el transporte y montaje de la mesa.

Los materiales más comunes suelen ser el plástico rígido (HDPE) o la resina, pero dentro de que sean de ese material, hay que ver el grosor y el peso que pueden soportar (como es lógico, a mayor grosor, mayor resistencia). La estructura o patas son normalmente de acero con acabado anti corrosión, ya que están diseñadas para ser una mesa de jardín, para camping, montaña o para usarlas en interior. En ambos casos, son mesas con acabados resistentes ya sea a las condiciones meteorológicas como al uso prolongado que conlleva montar y desmontar la mesa con frecuencia sin llegue deteriorar a sus principales piezas.

Cómo abrir y montar una mesa plegable

Como su nombre bien indica, las mesas plegables están diseñadas para ser montadas con facilidad cada vez que necesites usarlas. Este proceso es bastante fácil, aunque te recomendamos que consultes el manual de instrucciones del fabricante ya que cada modelo funciona diferente.

Las mesas plegables redondas suelen tener un sistema de plegado de patas abatible. Sin embargo, las mesas cuadradas y las rectangulares, tamaño más estandarizado, pueden tener varias formas de plegado:

Plegado de las patas:

  • -Plegado abatible con o sin regulación de altura
  • -Plegado tipo tijera con o sin regulación de altura

Es muy importante fijarse si las patas cuentan con sistema de bloqueo o anclajes de seguridad en las bisagras y en el extremo de las patas para que queden perfectamente sujetas, además de garantizar que sean totalmente seguras cuando están montadas.

En cuanto a la mesa en sí, las hay de una única pieza y de dos piezas (tipo maletín). Las que son una única pieza son más estables, aunque la pega es que ocupan más espacio que las de tabla plegable a la hora de guardarlas.

Si la mesa es plegable y se dobla por la mitad, tipo libro o maletín, fíjate que lleve anclajes de seguridad para evitar que se desmonte mientras la usas y para que el plegado sea rápido, sencillo y seguro. Estas mesas son más compactas y ocupan mucho menos espacio, ideales para espacios pequeños y para llevarlas en el maletero o la baca del coche.

Pequeños detalles, grandes prestaciones

Ahora que ya conoces las principales características de las mesas plegables auxiliares, vamos a repasar los detalles que marcan la diferencia entre una mesa plegable al uso y una buena mesa plegable.

Material: suelen ser de polietileno (PE) un tipo de plástico con múltiples aplicaciones y de fácil reciclado, ya sea de baja o alta densidad. En este caso, lo ideal es que sea HDPE (polietileno de alta densidad), mayor grosor, mayor resistencia y robustez.

Estructura: la estructura y las patas de las mesas suelen ser de acero. Lo ideal es que tengan acabado o revestimiento que las haga resistentes al óxido. El grosor de los tubos influirá en la estabilidad y resistencia de las patas y la estructura.

Protección UV: esta protección aporta mayor durabilidad si se usa en el exterior y si se quiere dejar montada durante un periodo de tiempo prolongado.

Asa de transporte: la suelen llevar las mesas plegables tipo maletín. Este accesorio es realmente práctico a la hora de transportar y usar la mesa portable.

Peso ligero: al ser mesas de quita y pon, si son ligeras es más fácil manejarlas. Pero cuidado con este detalle porque no todas las mesas ligeras son igual de resistentes y estables, la diferencia está en la calidad y en el tipo y grosor de material.

Resistente a la suciedad: la calidad del material influye directamente en esto. En un material de menor calidad la suciedad quedará incrustada y será más difícil mantener la mesa con buen aspecto y en buenas condiciones.

Fácil limpieza: en línea con el punto anterior. Los materiales de calidad tienen acabados que facilitan la limpieza sin necesidad de usar productos químicos agresivos.

Topes antideslizantes: estos topes van en las patas y aseguran un mejor agarre y estabilidad al mismo tiempo que evitan ralladuras en suelos delicados.

Acompaña tu mesa plegable con las sillas plegables auxiliares que necesites según el tamaño o capacidad de la mesa: para 4 comensales, 6, 8… Y si necesitas un espacio al aire libre donde guardar el mobiliario de jardín cuando no lo usas, nada mejor que las casetas de jardín, arcones y baúles de exterior.